Arqueología Yacimientos Arqueológicos

Kerameikos, el cementerio de la antigua Atenas

El sitio arqueológico de Kerameikos, ubicado en Atenas entre las calles Ermou, Peireos y Asomaton, es una pequeña parte del antiguo demo ático de Kerameon, uno de los más grandes de la capital griega, en el extremo noroeste de la ciudad. Como sugiere su nombre, el Kerameikos (de la palabra griega que significa cerámica) fue un asentamiento de profesionales de la alfarería y la pintura de jarrones que obtenían arcilla de los depósitos del río Iridanos. En origen, el yacimiento arqueológico de Kerameikos se situaba cerca de la orilla del río que se desbordaba continuamente. Por este motivo el área fue destinada a albergar el cementerio que posteriormente se convirtió en el más importante de la antigua Atenas.

Historia del yacimiento

En el 1862 durante las obras de construcción de una carretera, un obrero cargando arena desde una zona del actual yacimiento vio salir a la luz una espléndida estela funeraria de un tipo desconocido hasta entonces.

La sucesiva intervención del Departamento de Antigüedades determinó la importancia del hallazgo entendiendo que no se trataba de un reperto aislado sino de toda un área funeraria. Las excavaciones empezaron en el 1870 bajo S. Koumanoudis de la Sociedad Arqueológica de Atenas.

En 1913 el gobierno griego confió al Instituto Arqueológico Alemán de Atenas la excavación sistemática de toda la zona. Los trabajos comenzaron en 1914 dirigidos por H. Knackfuss, fueron paralizados en 1916 a causa de la Primera Guerra Mundial y se reanudaron en 1926. En 1937 el yacimiento fue dotado de un museo sucesivamente ampliado en 1960. Las campañas de excavación y de investigación continuaron hasta el día de hoy.

Una de las intervenciones más importantes que se realizaron en el yacimiento fue en 2004, cuando se completó la restauración de edificios, la reapertura del Museo Kerameikos y la colocación de carteles informativos.

El yacimiento

El yacimiento de Keramikos actualmente ocupa un espacio de alrededor de 5-6 hectáreas y su acceso se encuentra ubicado en la calle Ermou.

Como indican las investigaciones, el sitio arqueológico pudo haber sido empleado como zona funeraria desde la Edad de Bronce hasta la Tardo Antigüedad .

Las primera tumbas que se han hallado en el yacimiento datan de la edad del Bronce (2700-2000 a. C.). L@s arqueolog@s han individuado una continuidad en el uso del cementerio durante la época Sub-Micénica (1100-1000), Periodo Geométrico (1000-700 a.C.) y Arcaico ( 700-480 a. C.).
El cementerio fue utilizado durante el periodo helenístico con continuidad hasta la época romana y parte de la tardo antigüedad (aproximadamente hasta el siglo VI d.C.).

El sitio arqueológico de Kerameikos comprende parte del Muro de Temístocles, la Puerta del Dipylon, la Puerta Sagrada, el Pompeion y el recinto funerario de la Estela de Hegeso entre otros.

El muro de Temístocles se construyó en el 478 a. C., después de la retirada persa para proteger la ciudad de la amenaza espartana. La construcción dividió el Kerameikos en dos secciones: interior y exterior. Kerameikos interior (dentro de las murallas de la ciudad) se convirtió en un barrio residencial, mientras que el exterior siguió siendo un cementerio. La sección de la pared que cruzaba el Kerameikos en dirección N-S se conserva hasta el día de hoy, junto con dos importantes puertas, el Dipylon y la Puerta Sagrada.

El Dipylon (del griego δἰπυλον «doble puerta») es el nombre que recibía una de las puertas de entrada a la antigua Atenas, situada en el noroeste, por la que pasaba el camino procedente de Eleusis. Se encontraba junto a la llamada puerta Sagrada.

Dos caminos importantes, el que conduce a la Academia de Platón y el Camino Sagrado (Iera Odos), que conectaba Atenas con Eleusis, comenzaban en el Dipylon y la Puerta Sagrada (Iera Pyli). La Puerta Sagrada era el punto de partida para la procesión de los Misterios Eleusinos y el Dipylon era el punto de partida de la procesión Panatenaica, que se movía a lo largo del Camino Panatenaico hacia la Acrópolis. Los preparativos para la procesión Panatenaica se realizaban dentro del Pompeion, un gran edificio con peristilo que data de finales del siglo V a. C.

En el período clásico (siglos V-IV a. C.), las calles estaban llenas de cementerios y monumentos funerarios, en su mayoría de familias, y a menudo decoradas con relieves. Algunos de los monumentos funerarios más conocidos son la Tumba de Dexileo, la Estela de Hegeso (c. 400 a. C.), el Socorro de Demetria y Pamphile, y el toro de mármol del recinto funerario de Dionysios de Kollytos (c. 345 a. C.) .

Fuera del Dipylon, a lo largo de la calle que conduce a la Academia de Platón, encontramos el Demosion (cementerio público), el lugar de enterramiento de los notables atenienses y los héroes de guerra. Aquí es donde Pericles pronunció su famosa oración fúnebre para aquellos que murieron durante el primer año de la Guerra del Peloponeso (430 a. C.).

Museo arqueológico de Kerameikos

Dentro el yacimiento arqueológico encontramos El Museo de Kerameikos. El edificio fue construido en 1937 sobre los planos de H. Johannes, gracias a una donación de Gustav Oberlaender. Se amplió en la década de 1960 con el apoyo de los hermanos Boehringer. Las colecciones se muestran en orden cronológico, pero también de acuerdo con sus temas y su procedencia.

Impresiones personales

El yacimiento arqueológico de Keramikos es un lugar único para profesionales de la arqueología y amantes de la historia. Pasear por su calles me hizo revivir gran parte de la historia de Atenas desde sus albores hasta el final de la época romana.

En mi opinión, el sitio está muy bien cuidado ya que, como indican las autoridades griegas, periódicamente se limpia de vegetación y se realizan obras para mejorar la experiencia del visitante.

El museo arqueológico me resultó muy interesante, lo considero una pequeña joya que nos permite admirar desde cerca y al mismo tiempo preservar repertos únicos y muy importantes para la arqueología funeraria. La colección está muy bien dispuesta en el espacio y todos los repertos se presentan en buen estado y con una tarjeta informativa muy exhaustiva y en doble idioma griego-ingles.

La entrada en el yacimiento tiene un coste de unos 8 €, o 30€ con el billete acumulativo que incluye Acrópolis, Ágora antigua, Ágora romana, Teatro de Dionisio, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y Biblioteca de Adriano.

Si os gusta Atenas y la arqueología podéis encontrar más entradas relacionadas con estas temáticas y mis viajes a la ciudad en el blog. También podéis recibir las nuevas entradas cómodamente en vuestro email si os suscribís a mi newsletter.

Para Saber Más:

Ursula Knigge. Der Kerameikos von Athen. Führung durch Ausgrabungen und Geschichte. Krene-Verl., Athen 1988

Antonio Guerra Santos. Kerameikos: cementerio de la antigua Grecia.Revista de arqueología, ISSN 0212-0062, Año nº 2, Nº 10, 1981, págs. 42-48

Créditos Fotográficos:

Fotos de propiedad ©archeoadrea.com, se permite el uso del material citando al autor: Andrea Vincenti y/o el blog archeoandrea.com

Puede interesarte

No hay comentarios

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: