Arqueología Extremadura Historia Viajes

Entre historia y naturaleza el Castillo de Medina de las Torres

Castillio de Medina de las Torres

Durante mi viajes por Extremadura, tuve la suerte de poder disfrutar de una visita al Castillo de Medina de las Torres. El castillo es conocido también con el nombre de Torre de los Moros / Castillo de la Encomienda.

El Castillo de Medina de las Torres se encuentra sobre un cerro pacense de poca altitud, tras el cual corre el arroyo del Prado, en el término municipal de Medina de las Torres en la provincia de Badajoz.

El origen del castillo de Medina de las Torres se remonta a los siglos XIV-XVI. Fue construido por la Orden de Santiago como sede de la encomienda de Medina de las Torres. Aunque por el nombre de Torre de los Moros puede pensarse que se tratase de una fortaleza de origen árabe, las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo confirman que se trata de un edificio posterior a la ocupación musulmana. Las investigaciones desempeñadas han sacado a la luz un conjunto de estructuras pertenecientes a tres períodos históricos agrupados en diferentes fases de ocupación del espacio siendo posible establecer con claridad una secuencia cronológica que va ininterrumpidamente desde el siglo XIV hasta nuestros días. Por lo tanto, se trata de una fortaleza edificada por la Orden de Santiago, muy vinculada a este territorio y con enormes posesiones en el mismo, alrededor de los siglos XIV-XVI.

El castillo contaba con un antemuro de mampuesto, del que quedan algunos restos, provisto posiblemente de un foso defensivo, así como de torres de flanqueo para su defensa. Es de forma elíptica, adaptándose a la forma del terreno. La entrada al recinto se encuentra en el lado sureste, flanqueada por dos torres de planta cuadrada. En la liza se encontraban dos caballerizas, una mazmorra, una bodega y una cocina.

El acceso principal de la zona interior estaba flanqueado por una torre circular (esta torre cuenta con una cámara superior)  y otra semicircular. Dicho recinto, de planta cuadrangular, es de dimensiones reducidas ( unos 250 m2), y contaba con dos plantas.  Este espacio contaba con almacenes, caballerizas y una capilla, además de con un aljibe.

El castillo está enteramente fabricado con mampuesto y sillares en las esquinas. Si bien estos últimos son consecuencia de la restauración y son nuevos, cabe pensar que han sustituido a los anteriores, posiblemente expoliados como en tantos castillos para la obtención de materiales de construcción. El dintel de la cámara superior de la torre es de ladrillo.

Castillio de Medina de las Torres

Impresiones personales:

El estado ruinoso en que se encontraba este castillo, motivó que en los años 90 del siglo XX se consolidaran y restauraran los muros interiores de la edificación y las dos torres. En 2001, dentro del Proyecto Alba Plata, se consolidó y restauró, así mismo, parte del antemuro del cierre perimetral del castillo. Personalmente la visita me encantó siendo un lugar donde con toda tranquilidad se pude disfrutar del castillo y del campo extremeño. Ascendiendo a la torre circular podemos disfrutar de una vista maravillosa y de la belleza natural que nos ofrece la tierra extremeña. Por eso si queréis pasar un día disfrutando de la naturaleza y perderos en la exploración del castillo seguramente el castillo de Medina de las Torres es el lugar perfecto para ello.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Manuel Rubio
    21 mayo, 2018 at 9:10 am

    ¡Interesante!

    • Reply
      Andrea Vincenti
      22 mayo, 2018 at 6:16 pm

      Muchas gracias, me alegra que le guste. Saludos Andrea

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: