Historia Museos Viajes

Biblioteca Medicea Laurenciana

Biblioteca Medicea Laurenciana

Hola a tod@s cari amici, sigo mi estancia de trabajo en la ciudad medicea de Florencia ( para saber más sobre  mi trabajo puedes leer el post Beyond (un)employment) y hoy me  gustaría compartir con todos vosotros una joya de la cultura que he tenido la suerte de poder visitar. Me refiero a la Biblioteca Medicea Laurenciana, una autentica joya tanto por los manuscritos que custodia como por obra arquitectónica y artística que es. Miguel Ángel y Vasari, entre otros, fueron los encargados de realizarla.

Entrada de la Biblioteca Medicea Laurenciana

La biblioteca se empezó a construir bajo el impulso del Papa Clemente VII de Medici para dar un lugar definitivo a la colección de familia. La Biblioteca Laurenziana fue proyectada por Miguel Ángel que dirigió personalmente los trabajos de realización entre los años 1523 y 1534, siendo éste su ultimo año en Florencia antes de su traslado definitivo a Roma. La biblioteca fue completada en el 1571 gracias a Giorgio Vasari y Bartolomeo Ammannati, ya que fue Cosimo I el encargado de pedirles completar los trabajos empezados por Miguel Ángel.

En la entrada de la biblioteca nos encontramos con el vestíbulo dominado por una gran escalera en piedra realizada por el Ammannati (no de Miguel Ángel como he leído en muchos sitios) respetando los dibujos de Miguel Ángel pero cambiando el material de construcción eligiendo la piedra en lugar de la madera de nueces.

Escalinata de Bartolomeo Ammannati

Subiendo la escalinata entramos en un gran salón, el salón de lectura. Esta sala es famosa por ser una de las pocas que quedan aun prácticamente igual a como se presentaba en el 1500, conservando todos sus elementos originales. Empezando por el techo realizado por Giovan Battista del Tasso, a partir de dibujos de Miguel Angel. En ambos lados de la sala podemos admirar las vidriadas con los estemas de los Medici proyectados por el mismo Vasari, y el bellissimo suelo en ladrillo rojo y blanco realizado por Noccolo Tribolo, alumno de Buonarroti.

En la sala aun se conservan intactos los bancos de madera, llamados plutei, en dos filas paralelas a ambos lados de la sala. También los bancos se realizaron siguiendo los dibujos de Miguel Ángel.

Salón de Lectura

Una de las Vidriadas del Vasari

Suelo en ladrillo rojo y blanco realizado por Noccolo Tribolo

Los bancos de madera originales, llamados plutei

La única reforma de la biblioteca se realizó en el 1800 para poder albergar los manuscritos donados por Angelo Maria d’Elci, realizando la tribuna d’Elci una rotonda proyectada y realizada por Pasquale Poccianti.

Buena parte de los códigos conservados en la biblioteca son los originales de la colecciones de las familia Medici y testimonian algunos de los momentos más importantes en la historia de la humanidad como el nacimiento y la madurez del renacimiento florentino con la presencia sea como autores que copistas de autores como Coluccio Salutati, Poggio Bracciolini, Niccolò Niccoli, Marsilio Ficino y Pico della Mirandola entre otros

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Lucas
    25 junio, 2017 at 8:26 pm

    Estupendo reportaje

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: